CASA JG, Montes de Málaga

La edificación se ubica en un nivel inferior al de la calle, dejando la mayor parte del espacio libre al este y al sur de ésta, con el fin de conseguir mejor aprovechamiento del espacio exterior con mejor soleamiento, así como una mayor privacidad tanto en la vivienda como en el jardín.

En cuanto a la construcción y elección de los materiales han primado los principios de sencillez y contención. Sencillez estructural y constructiva, necesaria dado que se trata de un terreno con la complicación de estar en pendiente (20%) y de contar con poco espacio para la ejecución de la obra, ya que éste se valla de forma que queden protegidas el mayor número de especies arbóreas existentes en la parcela.

La búsqueda de la mejor situación y orientación de las estancias para soleamiento y ventilación, con sus elementos de protección solar y aislamiento han sido otros condicionantes que han marcado el proyecto.

Para la envolvente exterior se ha optado por una fachada ventilada de paneles de cemento reforzado en color blanco, así como una protección de los huecos a base de malla de acero inoxidable que tamiza la luz sin eliminar las vistas desde el interior, y que evita el calentamiento excesivo de los vidrios.

En el interior, la madera es el material que predomina. La escalera se singulariza gracias al tratamiento de este material, in situ, tanto en escalones como en antepechos.

Con el objetivo de optimizar la eficiencia energética de los elementos pasivos de la vivienda, minimizando al máximo la pérdida energética, el tipo de cubierta elegido que es ajardinada.

Como resultado de todos los condicionantes del proyecto, se obtiene un volumen de color blanco que se percibe como hermético y reservado desde el exterior y luminoso y cálido en su interior.